La curiosita

La curiosita

Esta fotografía la tomé el 19 de julio de 2010, un día antes de que falleciera mi padre. Yo estaba en Guatemala, en Santa María de Jesús, una ciudad donde “el 95 % de la población es indígena, de descendencia Maya-Kaqchikel” (según datos oficiales de su alcaldía). Inolvidable. Esta niña, como muchas otras niñas allí, cuidaba a su hermano menor y vio un evento de teatro desde la ventana de la casa comunal. Tengo la fotografía de ella mirándome y parece una modelo del pintor holandés Johannes Vermeer.

© Jorge Ávalos

Anuncios

Las madres

Las madres

La primera vez que tomé fotografías en Santa María de Jesús, Guatemala, una vendedora del mercado sacó unos binoculares que tenía debajo de su manta, me vio con ellos en desafío y me insultó en Kaqchikel. Yo puse cara de enojo y establecimos un duelo, mirándome ella con sus binoculares y yo, con mi cámara, acercándome hasta que llegué a un metro de distancia de ella. Las vendedoras del mercado (todas eran mujeres) estallaron en carcajadas. Dos días después, nos encontramos en la calle. Ellas salían de la iglesia y me pidieron un retrato porque estaban ataviadas con sus mejores trajes y se veían “bonitas”. Mientras encuadraba y enfocaba la cámara, un niño sacó su cabeza de entre las mantas y me miró.

© Jorge Ávalos