La cima de la fama

Sabes, siempre pensé qué el gángster y el artista eran iguales a los ojos de las masas. Ellos son admirados y adorados cómo héroes, pero siempre está presente el deseo subyacente de verlos destruidos cuando alcanzan la cima de la fama.

Jim Thompson (1906-1977)
Los asesinos, guión de la película de Stanley Kubrik

Anuncios