Un poema de Charles Simic

Imagen

FÁBRICA DE JUGUETES

Charles Simic

Mamá está aquí,
papá también.

Trabajan el turno de la noche.
Al final de la línea de ensamblaje,
le dan cuerda a los juguetes
para inspeccionar sus resortes.

Aquí está el mecánico escuadrón
de ejecución.
Apuntan sus rifles.

Los bajan.

Con una venda de plástico
sobre los ojos,
el hombre condenado cae.
Y se levanta. Y vuelve a caer.

Las muñequitas enterradoras
no desempeñan muy bien.
Sus pequeñas palas son muy pesadas.
Son demasiado pesadas para cavar.

Acaso, es así
como debe ser.

Traducción de Jorge Ávalos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s