Gracia

Si el primer amor de un fotógrafo es por la luz, el segundo amor es por la forma. El misterio de esta fotografía está en el ángulo: mira el fondo y verás el piso. ¿Dónde están las piernas de la bailarina y cómo están articuladas para permitir esta inclinación radical hacia el piso? Su mano izquierda parece recoger luz del tramo iluminado en la madera como si fuese un riachuelo. Y la mano derecha acentúa la gracia del gesto de una bailarina que por la gracia de sus padres se llama Gracia.

© Jorge Ávalos

Anuncios

Gracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s